sábado, 12 de mayo de 2012

TÉCNICAS DE FUNDICIÓN

Al comienzo del curso de fundición en bronce el alumno realiza una propuesta artística para el posterior asesoramiento de los profesores. La pieza a realizar no podrá superar como norma los 25 cm de ancho y profundo y los 40 cm de altura (capacidad de un cilindro). Según la propuesta, los profesores guiarán al alumno para que utilice la técnica que mejor se adapte a sus capacidades y a las necesidades del modelo

En el curso se utilizan las siguientes técnicas:

MICROFUSIÓN CON CÁSCARA CERÁMICA, TÉCNICA DE CRISOL INCORPORADO



Esta técnica procede de la creada por David Reid y desarrollada por Juan Carlos Albaladejo, combinando procedimientos tradicionales asiáticos unido a materiales de última tecnología industrial. Gracias al uso de la cáscara cerámica, podemos realizar piezas de un máximo de 1,5 kilos de bronce con dimensiones no superiores a 25 cm. aproximadamente.


Esta es una de las técnicas más seguras para la iniciación en el terreno de la fundición, dado que es una de las más fáciles de abordar, por la cantidad de metal empleado y sencilla infraestructura requerida.

Para esta técnica se tiene que realizar conjuntamente en cera el modelo+ el árbol de colada + el crisol, que posteriormente es abierto para la observación directa de la fusión del metal. Todo ello no deberá superar los pesos y medidas indicados. A continuación se estucará con material refractario, grafito y talco, descerándose por choque térmico usando una campana de descere. Finalmente el proceso de fusión y colado se realizará introduciendo en el crisol el metal previamente pesado y proporcionado en relación al peso de la cera a fundir, y mediante extracción de la pieza del horno con tenaza volteandola sobre un lecho de arena. El metal pasará a ocupar el espacio del modelo por presión metalostática y sin la ayuda de ninguna fuerza adicional.


Esta técnica, debido a que tanto crisol como metal y molde se encuentran a la misma temperatura, es decir a la temperatura de fusión del metal empleado para la ocasión, permite que las secciones de la figura puedan ser gruesas o bién muy delgadas, incluso de menos de 1 mm de grosor, al evitar el habitual enfriamiento por rozamiento con el molde refracario usual en otras técnicas de microfusión (centrífuga, extracción de vacío...)

MÉTODO DIRECTO CON CÁSCARA CERÁMICA



Esta técnica permite la realización de piezas más grandes mediante la fusión del metal en un crisol aparte. Requiere igualmente que se preste gran atención a la hora de aplicar convenientemente las sucesivas capas de material refractario (sílice coloidal mas caolinita o alúmina...), evitando la dilatación de la cera en un secadero ventilado hasta su descere, minimizando de esta forma el riesgo de fuga del metal en la colada y por consiguiente la posibilidad de pérdida de la pieza, que en ocasiones puede ser un modelo único.
Árbol de colada + bebederos se colocan en vertical, de manera directa y sin apenas necesidad de respiraderos, mientras que el modelo es normalmente colocado en horizontal. La colada se suele realizar en caliente mediante la aplicación de calor al molde; facilitando la entrada y fluidez del metal en el vertido.

TÉCNICA MIXTA: CÁSCARA CERÁMICA + TÉCNICA DE CHAMOTA



Esta técnica es una adaptación de la fundición tradicional renacentista, en la cual se utiliza una mezcla convenientemente proporcionada de escayola para el aglutinante, y chamota cerámica (ladrillo triturado) como árido refractario. Esta es la más conocida cuando hablamos de técnicas a la cera perdida, pero en esta ocasión se incorporan al procedimiento tradicional las excelentes propiedades de la cáscara cerámica, especialmente en cuanto a calidad de registro. Los moldes se desceran en una mufla para ceramica que elimina toda la cera usada para el modelo y el árbol de colada. Es una técnica de distribución del metal indirecta, es decir, que el árbol de colada en lugar de abastecer de metal directamente a la pieza, llenándola principalmente por su propia sección, va llenando la pieza progresivamente en sentido ascendente, de abajo hacia arriba, a la vez que los gases son expulsados hacia el exterior por los respiraderos situados siempre en la parte superior del modelo.


El vertido del material se realiza de igual forma que en el caso de la técnica directa con cáscara cerámica, mediante crisol y maneral,  con la salvedad de que el molde no se calienta, introduciéndolo por seguridad en un foso de arena. Las secciones mínimas de la pieza deben ser de entre 3 a 6 mm. Dependiendo del tamaño de la pieza.
Como podemos observar nuevamente se aúnan tradición y nuevos materiales para alcanzar el objetivo del la enseñanza de la fundición artística: conocer y manejar de forma actualizada los procesos, además de fundir escultura.


TÉCNICA A LA ARENA



Esta es la técnica más extendida en las fundiciones industriales profesionales, aunque tradicionalmente también se ha empleado en el terreno artístico, por su menor coste.

Generalmente en el curso se usa esta técnica para la fundición de modelos gasificables, es decir, que pieza + árbol + vaso de colada se fabrican con poliestireno expandido (porespán). El material refractario empleado para la confección de las cajas necesarias para los procesos a la arena es, a diferencia del moldeo en verde tradicional, el de la arena con moldeo químico (sílice tratado de granulometría específica mas una resina furánica o fenólica, compuesta de resina+catalizador y su aglutinado mediante mezcladoras industriales).
Previo compactado y catalizado de arena más resina, el vertido del metal se realiza directamente sobre la pieza de porespán a reproducir, que se gasifica instantáneamente, eliminándose estos gases, gracias a las excelentes propiedades de transpiración que caracterizan los procesos a la arena. Finalmente el metal reproduce el espacio antes ocupado por el poliestireno, sin necesidad de desmoldeo previo del modelo, constituyendo así unos de los procedimientos de fundición más inmediatos.


Esta técnica es idónea para creaciones directas y rápidas. Los registros que se obtienen son muy aceptables como demuestra su amplio empleo en las fundiciones artísticas en la actualidad, pero con menos precisión de registro que el obtenido con la cáscara cerámica.

Si bien el alumno empleará básicamente, aunque no como norma categórica, solo una de las técnicas indicadas anteriormente, participará en todas, colaborando en el resto de los procesos junto con otros compañeros, debido a la colaboración en equipo que necesariamente requiere la fundición, obteniendo de esta manera durante el curso una visión amplia y enriquecedora de todas las técnicas de fundición que aquí se tratan.


El hecho de combinar diferentes procesos, resulta poco frecuente en el ámbito de los cursos no reglados sobre técnicas de fundición artística, tendentes habitualmente a un ámbito concreto y de manera muy concentrada, con menos posibilidades interdisciplinares al no abarcar la simultaneidad de distintos procedimientos técnicos. Por no citar en otro plano, como hemos comentado antes, los capítulos dedicados al dibujo en sus diferentes vertientes: retrato, desnudo, caballos y música, además de la inclusión de ponencias específicas, exposición final, becas y premios.

Para nosotros supone una verdadera y ambiciosa integración en pos del aprendizaje de los procesos de la escultura en bronce, desde la libertad creativa individual que nace con la idea, plasmada mediante la disciplina del dibujo, pasando por la convivencia en el taller, y la plena y verdadera integración en un entorno con unas inmejorables características patrimoniales y medioambientales locales.

Si a esto añadimos el verdadero lujo que supone contar con la presencia y la experiencia de un escultor de la calidad humana y el recorrido profesional de Venancio Blanco, su creador y verdadero impulsor, podemos decir al cabo de 21 años ininterrumpidos de cursos que la constancia, el buen hacer desde la humildad que todo fundidor sabe que impone el bronce, y el esfuerzo desde la cercanía de la lusión y la estrecha relación de todos aquellos que participan, desde instituciones responsables (Ayuntamiento de Priego, Fundación Venancio Blanco, etc) son ya señas de identidad de lo que denominamos el CURSO DE DIBUJO Y ESCULTURA EN BRONCE DE PRIEGO DE CÓRDOBA.

Texto de Ándres J. Naranjo, M. Dolores Paz, Fran A.H. Alvarado revisado por el Profesor Luis García Cruz.

1 comentario: